Aprender a Pensar

Bitácora de clase

Miguel Vargas Fernández

Colegio Santa Ana de Sevilla

Un dilema moral

“UN DILEMA MORAL”

Sucede en un juzgado de menores. Una madre joven acaba de dar a luz y, en el momento del parto, decide dar al bebé en adopción. Inmediatamente, se entrega al bebé a un matrimonio adoptante, inscrito en la lista correspondiente del juzgado y que ya ha adoptado a otro niño, que tiene cinco años. La madre biológica entrega al niño fundamentando que está sola y le será imposible criarlo, ya que el padre vive lejos y no ha demostrado interés por ayudarla.
Durante tres meses, el bebé es criado con la familia adoptante sin problemas. Al cumplirse tres meses, reaparece la madre biológica en el juzgado solicitando recuperar a su hijo, en tiempo y forma, ya que según la legislación vigente, cuenta con seis meses para hacerlo. Argumenta que ha vuelto a encontrarse con el padre y este le ha manifestado interés en ayudarla, aun cuando tiene su propia familia. El matrimonio adoptante se resiste a entregar al bebé, pese a saber que debe hacerlo, y contrata los servicios de un abogado para que lo represente.
El trámite judicial se demora hasta que el bebé cumple diez meses, tiempo durante el cual la madre biológica no deja de reclamarlo. En ese intervalo de tiempo el bebé ha creado vínculos con la familia adoptante (padres y hermanito) y, prácticamente, no ha visto a su madre biológica. La asistente social del juzgado debe sugerir al juez lo conveniente a los intereses del niño. El conflicto se presenta porque una madre biológica y un matrimonio adoptante se disputan los derechos de crianza sobre un bebé y el juez debe decidir a quién corresponde.

Elena RIEGELHAUPT
«Ética y Renuncia», en Desde el fondo. Cuadernillo temático 16. Revista de la Fac. de Trabajo Social
Universidad Nacional Entre Ríos (Argentina)
http://www.fts.uner.edu.ar

Actividades
1. ¿Te parece que es una situación que realmente puede suceder?
2. ¿En qué sentido podemos considerar este problema como un ejemplo de dilema moral? ¿Encuentras alguna dificultad en cualquier decisión que pudiera tomarse? ¿Por qué?
3. El niño pequeño es heterónomo, ¿qué significa esto? ¿Podría decidir por sí mismo? ¿Qué criterio deberían emplear los adultos para decidir por él? Razona tus respuestas.
4. Según la Convención sobre los Derechos del Niño, este no podrá ser usado como medio y deberá ser tratado como sujeto de derechos, ¿qué significa esta frase? ¿Crees que los padres adoptivos y la madre biológica podrían resolver el conflicto desde su autonomía personal, es decir, con responsabilidad? ¿Cuál podría ser esa solución?



escrito el 2 de febrero de 2012 por en General


10 Comentarios en Un dilema moral

  1. Octavio Oliver Sanjusto 4º C | 08-02-2013 a las 19:06 | Denunciar Comentario
    1

    1. ¿Te parece que es una situación que realmente puede suceder?
    -Sí, es una situación que puede ocurrir en la realidad sin ningún problema, ya que el caso no presenta nada fuera de la realidad, y si no me equivoco es un caso real.

    2. ¿En qué sentido podemos considerar este problema como un ejemplo de dilema moral? ¿Encuentras alguna dificultad en cualquier decisión que pudiera tomarse? ¿Por qué?
    -Es un dilema moral ya que en este caso debes elegir entre dos opciones, dar el hijo a la madre que lo dio en adopción, o dejarlo en manos de la familia adoptiva que ya llevaba tiempo cuidando del bebé; una decisión muy difícil ya que ninguna de las dos opciones son acertadas, no puedes escoger una de ellas sin perjudicar a nadie.

    3. El niño pequeño es heterónomo, ¿qué significa esto? ¿Podría decidir por sí mismo? ¿Qué criterio deberían emplear los adultos para decidir por él? Razona tus respuestas.
    -El niño pequeño efectivamente es heterónomo ya que serlo significa no poder tomar decisiones por sí mismo, sino que necesita de otras personas, que tome las decisiones por él.
    Los adultos deben procurar hacer siempre lo que le va a venir mejor al niño, lo que le va a servir en un futuro, lo que está bien o está mal, deben procurar siempre el bienestar del niño.

    4. Según la Convención sobre los Derechos del Niño, este no podrá ser usado como medio y deberá ser tratado como sujeto de derechos, ¿qué significa esta frase? ¿Crees que los padres adoptivos y la madre biológica podrían resolver el conflicto desde su autonomía personal, es decir, con responsabilidad? ¿Cuál podría ser esa solución?
    -Significa ante todo que el niño tiene sus derechos como cualquier otra persona y deben ser respetados, que a pesar de su poca capacidad de decisión en ningún caso puede ser “utilizado”.
    Aunque la decisión en ningún caso es del todo acertada el bebé en mi opinión debería quedarse con la familia adoptiva, ya que desde un principio su madre biológica lo dio en adopción, y el bebé ya se ha empezado a criar en un entorno totalmente distinto, además las condiciones de vida del bebé pueden ser mejores, ya que es una familia unida y con otro hijo de tan solo 5 años; sin embargo la madre tendrá dificultades en cuidar bien del pequeño, porque su padre tiene otra familia propia al fin y al cabo y no podrá permanecer junto a su hijo la mayor parte del tiempo, sea esa o no su intención. De todas maneras dejaría la decisión en manos del juez, que al fin y al cabo es el que va a tener en estos casos la última palabra.

  2. Juan Ruiz Llamas 4º D | 08-02-2013 a las 19:07 | Denunciar Comentario
    2

    1. Pienso que es una situación que realmente puede suceder ya que hay muchas personas que tienen que dar a su hijo en adopción porque piensan y creen que no pueden criarlo por ciertas razones (está sola, es pobre…). También porque una madre puede arrepentirse de entregar a su hijo en adopción y los padres que lo han adoptado negarse. Es una situación que perfectamente puede ser real.
    2. Es un dilema moral porque el juez tiene que decidir si se queda con su madre biológica o con sus padres adoptivos y en cualquiera de los dos casos siempre sale alguien perjudicado.
    Sí, porque como ya he dicho antes decida lo que decida el juez, alguien sale perdiendo.
    3. Heterónomo quiere decir que el niño no puede decidir ni tomar sus propias decisiones; en este caso es muy pequeño y los demás deben decidir por él.
    No podría decidir por sí mismo porque es muy pequeño.
    Deberían de pensarlo muy bien, aunque el criterio debería ser que se quedase con sus padres biológicos porque han pedido que le devuelvan al niño en el plazo correspondiente y en ningún momento adoptar criterios por bienes propios. También hay que tener en cuenta que un niño con 10 meses no crea fuertes lazos con nadie y de todas maneras cuando creciese no se acordaría de sus padres adoptivos. La asistente tiene que pensar junto al juez qué es lo mejor para el niño y así decidir.
    4. Significa que el niño tiene los mismos derechos que todos y que no puede ser usado para los bienes de sus padres biológicos y adoptivos.
    Poder, podrían resolverlo con responsabilidad pero sinceramente, yo lo veo muy complicado porque los dos quieren al hijo y ninguno va a ceder, por lo que será el juez quien decida.
    La solución sería desde mi punto de vista, que el niño tiene que volver con sus padres biológicos ya que pidieron a los padres adoptivos que se lo devolviesen al cabo de 3 meses (el límite son 6 meses) y ellos se negaron, cuando legalmente tendrían que habérselo dado y sabiendo que un niño con 10 meses no se va a acordar después de lo que pasó y todavía no ha creado fuertes lazos con la familia. El niño debe crecer con sus padres biológicos.

  3. Gonzalo Balufo Luengo 4º C | 08-02-2013 a las 21:19 | Denunciar Comentario
    3

    1. ¿Te parece que es una situación que realmente puede suceder?
    Pienso que sí, porque no sólo pasa en España sino que pasa en todo el mundo. Hay muchas madres que al no tener tiempo de cuidar a sus hijos pues deciden ponerlos en adopción, pero muchas de esas madres, después a la larga se arrepienten de lo que han hecho, todo esto es debido a que no están preparadas para tener un niño, etc.
    2. ¿En qué sentido podemos considerar este problema como un ejemplo de dilema moral? ¿Encuentras alguna dificultad en cualquier decisión que pudiera tomarse? ¿Por qué?
    Sí, porque ambas personas tanto la madre biológica como los padres adoptivos tienen el derecho de quedarse con el niño, ya que sería una injusticia por ambas partes quitarles al niño y dárselo a otro. Eso sería una injusticia.
    3. El niño pequeño es heterónomo, ¿qué significa esto? ¿Podría decidir por sí mismo? ¿Qué criterio deberían emplear los adultos para decidir por él? Razona tus respuestas.
    Heterónomo significa sujeto a un poder externo o ajeno que impide el desarrollo de su voluntad y naturaleza, es decir, que los demás toman sus decisiones por él ya que él no puede tomar decisiones ya que es un niño. Hay que fijarse en cómo está el niño con la familia que lo adoptó y si el niño está ya acostumbrado a esa familia pues debería vivir con ellos, eso es lo que pienso.
    4. Según la Convención sobre los Derechos del Niño, este no podrá ser usado como medio y deberá ser tratado como sujeto de derechos, ¿qué significa esta frase? ¿Crees que los padres adoptivos y la madre biológica podrían resolver el conflicto desde su autonomía personal, es decir, con responsabilidad? ¿Cuál podría ser esa solución?
    Pues que el niño tiene el mismo derecho que cualquier otra persona.
    Sí, porque si son adultos responsables tienen el mismo deber de solucionar este conflicto y muchos más.
    Para mí la solución sería que el niño se quedara con la madre biológica. Me explico: pienso que es donde el niño va a estar mucho mejor porque ya se ha acostumbrado a la madre biológica aun así pienso que la madre tiene el mismo derecho de tener a su hijo en casa, ya que es su hijo y eso para una madre pues duele mucho, eso es lo que pienso.

  4. Cándida López Cepero Gómez 4º C | 08-02-2013 a las 21:22 | Denunciar Comentario
    4

    1- Sí, creo que es un situación que puede suceder, de hecho no es el único caso que ocurre de este tipo.
    2- En realidad no lo considero un ejemplo de dilema moral, no tendría por qué haber sucedido así, los padres adoptivos sabían que la madre biológica tenía un plazo de tres meses para reclamar al niño, ellos se han saltado las normas y el juez es lo único que tendría que valorar.
    Que el niño haya creado vínculo familiar ha sido responsabilidad de los padres adoptivos y por tanto han cometido un gran error. Podemos juzgar a la madre por su actuación pero no es el caso, ya que ella estaba dentro de los marcos de la ley.
    3- Heterónomo: sujeto a un poder externo o ajeno que impide el desarrollo de su voluntad y naturaleza.
    En este caso este niño por su edad no podría decidir por sí mismo, tiene diez meses. No es posible.
    Ambas partes pueden tener sus razones, pero la ley es la que va a decidir, no hay más responsabilidades que las que enmarca la ley.
    4- Creo que no hay mucho que debatir. En mi opinión, son los padres adoptivos los que no se ajustan a las normas.

  5. Belén Galiani Mejías 4º B | 09-02-2013 a las 20:41 | Denunciar Comentario
    5

    1. Resume con tus palabras el problema que se presenta en el texto. ¿Te parece que es una situación que realmente puede suceder?
    Una madre joven en el momento de tener a su bebé lo entrega en adopción porque se siente sola y sin condiciones adecuadas para criarlo y educarlo porque el padre no quiere hacerse cargo. Pero al cabo de tres meses la situación cambia porque el padre sí quiere ayudar a la madre biológica en la educación del niño. Por eso solicita que le entreguen a su hijo. Y están dentro del tiempo legal permitido para hacerlo. La familia adoptante tiene un hijo de cinco años.
    Pienso que sí es una situación que pudiera ocurrir.

    2. ¿En qué sentido podemos considerar este problema como un ejemplo de dilema moral? ¿Encuentras alguna dificultad en cualquier decisión que pudiera tomarse? ¿Por qué?
    Es un dilema moral porque hay dos partes que piensan tener razón y que tienen derecho a conseguir lo que quieren.
    Creo que cualquier decisión implica que una parte tiene que renunciar a su deseo.

    3. El niño pequeño es heterónomo, ¿qué significa esto? ¿Podría decidir por sí mismo? ¿Qué criterio deberían emplear los adultos para decidir por él? Razona tus respuestas.
    El bebé es heterónomo porque no tiene todavía la capacidad de razonar por sí mismo. Y los adultos que decidan por él deben tener en cuenta lo mejor para su desarrollo. Tendrán que pensar en muchos aspectos: qué entorno le pueden ofrecer, la edad del bebé, el tiempo que lleva en adopción, los motivos de cada parte para querer ejercer de padres.

    4. Según la Convención sobre los Derechos del Niño, este no podrá ser usado como medio y deberá ser tratado como sujeto de derechos, ¿qué significa esta frase? ¿Crees que los padres adoptivos y la madre biológica podrían resolver el conflicto desde su autonomía personal, es decir, con responsabilidad? ¿Cuál podría ser esa solución?
    Significa que el niño tiene derecho como cualquier persona a que se tengan en cuenta sus derechos a pesar de no ser mayor para opinar. Y como ya he dicho en la pregunta anterior, a que miren lo mejor para el niño.
    Tanto los padres biológicos como los adoptivos tienen y deben utilizar su capacidad de razonar para actuar de manera civilizada.
    Si observamos los datos: que ha pasado muy poco tiempo para que el bebé sienta apego por los padres adoptivos, que los padres biológicos desean ejercer de padres de su bebé y que lo que pide la madre biológica es posible legalmente sería la salida más natural y lógica que el bebé creciera con su madre biológica apoyada y ayudada por el padre biológico. La madre biológica tomó una decisión obligada por su situación en el momento del nacimiento de su bebé pero no porque no quisiera a su hijo. Los padres adoptivos saben cuánto se quiere a un hijo porque tienen uno de cinco años y llegarán a comprender qué es lo mejor para el bebé.

  6. Sofía Crespo Ávila 4º B | 10-02-2013 a las 23:46 | Denunciar Comentario
    6

    1.- Este supuesto es perfectamente real.
    Se plantean muchos casos en la actualidad de adopciones que, por situaciones económicas desfavorables de madres abandonadas o jóvenes sin recursos, se ven obligadas, en un primer momento, a ofrecer su hijo en adopción. Es por eso que ante la falta de recursos económicos y en atención al bienestar del bebé la ley establece un plazo transitorio para comprobar que efectivamente esta decisión, tan difícil desde el punto de vista moral y emocional de la madre biológica, se lleve a cabo con todas las garantías de seguridad jurídica.

    2.- El Dilema moral está planteado desde el inicio de la situación. Yo creo que la madre biológica tomó la primera decisión importante al querer tener su hijo. Otra decisión muy difícil fue, en atención al mismo y ante la falta de medios, ofrecerlo en adopción para que atendieran a su bebé como ella no podía hacerlo. El hecho de que cuiden otras personas a su hijo plantea desde mi punto de vista, una generosa actitud velando por el bien del niño.

    3.- • Heteronomía: una persona es heterónoma cuando actúa o decide según principios o valores que le son impuestos o que no pone ni siquiera en cuestión. Así, actúa por:
    a) Por instinto, por las inclinaciones o las querencias propias.
    b) Por tradición o por las normas sociales asumidas de forma irreflexiva.
    c) Por la autoridad.
    El niño es heterónomo y es por ello que deben decidir por él las personas sobre las que recae la autoridad sobre el bebé. En este caso la madre biológica en un primer momento y hasta transcurridos 6 meses, según la legislación vigente, existe el periodo en el que los padres adoptivos decidirán por él, si es que no ha habido reclamación de la custodia del pequeño. En este caso como así ha sucedido, la madre biológica en tiempo y forma, antes del transcurso de este tiempo legal, reclama para ella de nuevo la custodia y patria potestad del menor por el cambio de circunstancias personales y económicas.
    Entiendo que se ha cumplido la ley y que la madre biológica del pequeño está en su derecho de poder atender y cuidar de su hijo.
    4.- Según la Convención de Derechos del Niño, debería haber consenso entre los padres biológicos y adoptivos. En este caso no se llega a ningún acuerdo; es por ello que el conflicto se tiene que resolver ante el Juez.
    Según mi criterio y en atención a las normas vigentes, al reclamar la madre biológica el bebé en el plazo que se establece en la ley, debe volver con ella, porque los lazos adoptivos en diez meses no han sido suficientemente fuertes como para que sean de más peso que el hecho de traer un hijo al mundo. Además el niño no tiene suficiente discernimiento por el poco tiempo transcurrido para reconocer a los adultos que le han cuidado y por tanto los derechos de los padres biológicos primarían sobre los de los adoptivos. Estos últimos creo que no han actuado con responsabilidad y han intentado dilatar el tiempo de reintegro del bebé acudiendo a procedimientos legales que han retrasado la vuelta del bebé a su verdadera madre.

  7. Mónica Ruiz Sánchez 4º D | 11-02-2013 a las 22:59 | Denunciar Comentario
    7

    1- Claro que puede ver casos así, son muy comunes y reales. Hay muchas madres que por cuestiones personales o económicas deciden que es mejor para el recién nacido ser adoptado ya que ella misma no lo podría mantener con sus recursos. Y claro, muchos son los casos en los que luego la madre se arrepiente y decide reclamarlo.

    2- Se considera un dilema moral ya que elijas la opción que elijas no es del todo mala ni del todo buena y siempre va a haber alguien perjudicado y atiende a la opción más recomendable.
    Claro que hay dificultad en la decisión. Primero porque tomando cualquiera, alguien sale perjudicado, aunque aquí a lo primero que debería darse importancia es al niño. La dificultad es que queremos encontrar la opción correcta, en la que todo pueda solucionarse, y realmente no la hay. Si el bebé se fuera con la familia que lo adopta, la madre biológica se quedaría sin el niño y eso es horroroso para una madre, aunque una consecuencia de sus actos. Y por otra parte si se lo damos a la madre biológica, la otra que ya se ha encariñado pienso realmente que sería injusto, pero como he dicho antes, hay que mirar por el bien del niño.

    3- El niño es heterónomo ya que no tiene conciencia de sus actos y no decide por sí mismo. Las decisiones las toman por él considerando qué es lo mejor para su futuro.
    Los criterios que creo que deberían utilizar es la comodidad del hijo. Es cierto que ya se ha encariñado con su familia adoptiva, pero tiene solo 10 meses y eso se olvida. Si siguiera adoptado se enteraría tarde o temprano y no se sabe cómo reaccionaría. Debería criarse en su entorno familiar biológico.

    4- Esto quiere decir que el niño no es un medio para satisfacer los deseos de la familia, sino que él tiene derechos y hay que tomar la decisión por la conveniencia del niño, no de los demás.
    Claro que sí. Creo que cada una de las partes son lo suficientemente responsables como para pensar en el bebé y hacer lo mejor por él. Claramente el dolor de perderlo a veces hace que las personas seamos egoístas y no lo hagamos, pero como poder, sí son suficientemente autónomos para llegar a un acuerdo. Por ejemplo, la madre biológica podría quedárselo ya que puede cuidarlo, y la madre adoptiva podría visitarlo o llegar a un acuerdo con su madre para ser su madrina o vincularla de alguna manera.

  8. Param Mirpuri Mahtani 4º C | 12-02-2013 a las 18:07 | Denunciar Comentario
    8

    1. Resume con tus palabras el problema que se presenta en el texto. ¿Te parece que es una situación que realmente puede suceder?
    – Una madre da a su bebé en adopción y a los tres meses lo quiere recuperar pero la familia adoptiva que lo ha estado criando y no lo quiere devolver.
    Sí es una situación posible.
    2. ¿En qué sentido podemos considerar este problema como un ejemplo de dilema moral? ¿Encuentras alguna dificultad en cualquier decisión que pudiera tomarse? ¿Por qué?
    – En que es un problema legal que no tiene buenas soluciones, ya que si le das el niño a la madre biológica, el niño pierde todos los vínculos que ha creado con su familia adoptiva, y si le das el niño a la familia adoptiva en teoría estarían incumpliendo la ley porque la madre lo debería poder recuperar.
    3. El niño pequeño es heterónomo, ¿qué significa esto? ¿Podría decidir por sí mismo? ¿Qué criterio deberían emplear los adultos para decidir por él? Razona tus respuestas.
    – Es heterónomo porque el niño no puede elegir. Los adultos deberían pensar en lo que sea mejor para él.
    4.Según la Convención sobre los Derechos del Niño, este no podrá ser usado como medio y deberá ser tratado como sujeto de derechos, ¿qué significa esta frase? ¿Crees que los padres adoptivos y la madre biológica podrían resolver el conflicto desde su autonomía personal, es decir, con responsabilidad? ¿Cuál podría ser esa solución?
    – Que el niño tiene derechos y no puede ser utilizado como medio para conseguir un fin. Deberían resolver el problema con responsabilidad pensando en el niño y no en ellos. La solución sería que el niño volviese con la madre, sin embargo la familia adoptiva podría visitarlo en condición de “tíos” ya que en los primeros meses de vida no se afianzan los recuerdos por lo que realmente no está muy unido con la familia adoptiva.

  9. Juan José Andújar Hidalgo 4º B | 12-02-2013 a las 21:32 | Denunciar Comentario
    9

    1. Resume con tus palabras el problema que se presenta en el texto. ¿Te parece que es una situación que realmente puede suceder?
    Una madre joven da su bebe en adopción, y tras unos pocos meses después, logra recuperarlo, pero en ese momento su hijo ha creado vínculos familiares con sus padres adoptivos y no es lo mismo.
    Sí, porque un hijo nunca se le olvida a nadie y todo el mundo se equivoca, pero a esta madre le han podido dar una segunda oportunidad.
    2. ¿En qué sentido podemos considerar este problema como un ejemplo de dilema moral? ¿Encuentras alguna dificultad en cualquier decisión que pudiera tomarse? ¿Por qué?
    Porque el problema tiene dos soluciones que no pueden ir unidas: ofrecer el bebé a una de las dos parejas y que el juez debe elegir la que sea mejor para su futuro, pero yo digo, si le ofrecen el hijo a una de las dos parejas la otra se queda sin poder saber qué es tener un hijo.
    3. El niño pequeño es heterónomo, ¿qué significa esto? ¿Podría decidir por sí mismo? ¿Qué criterio deberían emplear los adultos para decidir por él? Razona tus respuestas.
    Que el niño no puede tomar sus propias decisiones, pero a medida que va madurando puede tener libertad de expresión, responsabilidad y su propia autonomía moral. El criterio es simple: hacer siempre lo mejor por él e intentar no crearle ningún problema porque eso sí que sería grave para un niño de corta edad.
    4. Según la Convención sobre los Derechos del Niño, este no podrá ser usado como medio y deberá ser tratado como sujeto de derechos, ¿qué significa esta frase? ¿Crees que los padres adoptivos y la madre biológica podrían resolver el conflicto desde su autonomía personal, es decir, con responsabilidad? ¿Cuál podría ser esa solución?
    Significa ante todo que el niño tiene sus derechos como cualquier otra persona y deben ser respetados, que a pesar de su poca capacidad de decisión en ningún caso puede ser “utilizado”.
    Aunque la decisión en ningún caso es del todo acertada el bebé en mi opinión debería quedarse con la familia adoptiva, ya que desde un principio su madre biológica lo dio en adopción, y el bebé ya se ha empezado a criar en un entorno totalmente distinto, además las condiciones de vida del bebé pueden ser mejores, ya que es una familia unida y con otro hijo de tan solo 5 años; sin embargo la madre tendrá dificultades en cuidar bien del pequeño, porque su padre tiene otra familia propia al fin y al cabo y no podrá permanecer junto a su hijo la mayor parte del tiempo, sea esa o no su intención. De todas maneras dejaría la decisión en manos del juez, que al fin y al cabo es el que va a tener en estos casos la última palabra.

  10. Cinta Parejo Gómez | 13-03-2013 a las 22:31 | Denunciar Comentario
    10

    No estoy de acuerdo con el comentario de mi compañero Juan Ruiz Llamas puesto que en mi opinión el niño debería permanecer con los padres adoptivos ya que en su momento, por una razón económica, la madre lo dio en adopción sabiendo sus consecuencias y, teniendo en cuenta que de lo que se trata es de la vida de una persona debe ser responsable con su decisión, si en su momento decidió que no podía ocuparse de él, ahora tiene que asumir las consecuencias ya que es cierto que aún no había pasado el plazo para recuperarlo pero el niño ha estado prácticamente un año con los padres adoptivos y seguramente ellos podrán criarlo en un ambiente familiar mucho más adecuado ya que además tienen otro hijo,y no estoy de acuerdo con que el niño no se acordará de ellos por lo que da igual, ya que esos 10 meses han sido parte de la vida de él y tan injusto sería no dejarle saber quién es su madre biológica como omitir que pasó 10 meses con otra familia. Por lo tanto, como proponía en mi comentario, lo que veo más adecuado es que permanezca con los padres adoptivos pero que la madre biológica pueda visitarlo y mantener el contacto con el niño.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar*/?> Aprender a Pensar