Aprender a Pensar

Bitácora de clase

Ciudadanos y futuro

Miguel Vargas Fernández

Colegio Santa Ana de Sevilla

La libertad

escrito el 5 de noviembre de 2010 por en General

Jean Paul Sartre

“El hombre es libertad”, afirma Sartre (1905-1980). Según los diferentes filósofos existencialistas del siglo XX, la persona es libre, y por tanto, posee una estructura moral; pero en el momento de determinar cómo debe obrar, señalan que no existen principios ni valores objetivos que puedan servir de guías.
“No encontramos frente a nosotros valores u órdenes que legitimen nuestra conducta… Estamos solos”.
La conducta humana carece completamente de guías; las personas son absolutamente libres (“libres a la fuerza”, dice Sartre) y, por consiguiente, no le queda más remedio que inventarse en cada caso los fines, los valores y las normas de su conducta.

EL HOMBRE ESTÁ CONDENADO A SER LIBRE.

seguir leyendo...

Inter légere

escrito el 22 de marzo de 2010 por en General

En los animales podemos distinguir dos clases de conductas, a saber: las innatas y las adquiridas; las primeras son de carácter instintivo y siguen pautas más o menos rígidas y estables, las segundas surgen mediante el aprendizaje y admiten numerosas variaciones.

Según ascendemos en la escala animal, las conductas innatas van perdiendo rigidez y cobran mayor importancia las adquiridas; así, en los animales inferiores, las conductas estereotipadas e instintivas son absolutamente predominantes; en los mamíferos, especialmente en los delfines y en los póngidos, encontramos numerosos comportamientos adquiridos, aunque continúa siendo predominante el comportamiento instintivo y uniforme. En los seres humanos, por el contrario, casi la totalidad de su conducta se forma por aprendizaje y admite un número indefinido de variaciones. En este sentido, las diferencias esenciales entre los seres humanos y el resto de las especies radican en la distinta capacidad para adquirir conocimientos y para modificar su conducta; en los demás animales predominan la conducta instintiva y el conocimiento sensible, en los seres humanos, la inteligencia y la voluntad.

La palabra inteligencia procede del verbo latino inter légere, que significa capacidad de elegir (légere) una cosa entre (inter) varias; de acuerdo con esta etimología, el significado original sería el de distinguir, discernir o comprender.


seguir leyendo...

Condiciones para una desobediencia civil justificada

escrito el 13 de marzo de 2010 por en General

El filósofo griego Sócrates hablaba de la ley como garantía de los derechos de las personas libres. El problema surgía cuando el tirano la usaba en beneficio propio. En este sentido, el filósofo proponía como ley última la ley de la conciencia. Sócrates fue el primero en proponer la independencia del individuo frente a la sociedad. Las preguntas que surgen son: ¿hay que obedecer a la ley siempre, sea la que sea?, ¿cuándo es lícito desobedecer la ley? El problema de la desobediencia ha preocupado mucho y se ha debatido largamente. Todos coinciden en la desobediencia a la ley cuando es injusta, pero no siempre está claro cuándo es injusta.

En un régimen autoritario, es más frecuente que éstas sean injustas, ya que tienen el sentido de perpetuar el poder. Sin embargo, cualquier ley en un régimen democrático ha debido cumplir los procedimientos legalmente establecidos y es expresión y voluntad de todos aquellos a los que afecta. Aun así, tampoco podemos pensar que una ley es justa sólo porque haya sido dictada por un gobierno democrático.

CONDICIONES PARA LA DESOBEDIENCIA CIVIL JUSTIFICADA, SEGÚN RAWLS

1. Tiene que estar moralmente justificada, y no valen intereses personales.

2. Tiene que ser un acto público, anunciado de antemano y cuya ejecución sea conocida y calculada por las autoridades.

3. Incluye un propósito de violación de una norma jurídica concreta, sin poner en cuestión el ordenamiento jurídico en su totalidad.

4. Requiere la disposición a admitir las consecuencias que acarree dicha violación.

5. Tiene un carácter simbólico, es decir, no violento. Debe respetar la integridad física y moral de las personas implicadas o de terceras personas.

6. Su carácter público implica igualmente una dimensión pedagógica. Debe tener el compromiso de explicar a los ciudadanos el porqué de su actuación.

El movimiento pacífico liderado por Gandhi a favor de la independencia de la India, es un ejemplo práctico emblemático de la desobediencia civil.


seguir leyendo...

Convivencia en la diversidad

escrito el 22 de febrero de 2010 por en General

Diversidad cultural

Las sociedades actuales intentan resolver la convivencia entre culturas diferentes de varias formas:

  • Multiculturalidad: Diversas culturas conviven en un mismo espacio pero separadas, sin mezclarse.

  • Interculturalidad: Las diferentes culturas conviven mezcladas, compartiendo un mismo espacio.

  • Integración: Es la asimilación de la cultura migratoria a la cultura receptora.

ACTIVIDAD para los alumnos de “Ética” de 4º ESO

¿Cuál de las tres formas de convivencia te parece la mejor? ¿Por qué?


seguir leyendo...

La Ética Cívica de Adela Cortina

escrito el 22 de febrero de 2010 por en General

Adela Cortina – Catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia

Valores mínimos de la ética cívica (tomado de su libro Ética, Editorial Santillana, Madrid, 2000).

Que una sociedad sea pluralista, no significa que no tengan nada en común. Una sociedad es moralmente pluralista cuando en ella conviven personas que tienen diferentes concepciones morales de lo que es la vida buena, diferentes proyectos de felicidad, es decir, diferentes máximos de felicidad; pero precisamente logran convivir pacíficamente porque al mismo tiempo tienen unos mínimos de justicia, que todos comparten y que todos respetan. Esos mínimos componen lo que se llama una ética cívica:

  1. La libertad, entendida como autonomía moral (cada persona es libre de querer unas cosas y no otras, siempre que no dañe a los demás) y como autonomía política (cada ciudadano puede participar activamente en la vida política de su comunidad).
  2. La igualdad, entendida como igualdad de oportunidades para alcanzar unos mínimos materiales y unas mínimas condiciones sociales y culturales para desarrollar una vida digna.
  3. La solidaridad, entendida como una acción para apoyar al débil para que alcance la mayor autonomía y desarrollo posibles. En un mundo con tantas desigualdades, difícilmente se puede lograr la libertad y la igualdad sin unas acciones solidarias.
  4. La tolerancia, o mejor dicho, el respeto activo: la sola tolerancia puede llevar a la indiferencia, por tanto, es mejor hablar de respeto activo (no solo permito que el otro, el diferente a mí, pueda convivir conmigo, sino que además procuro entenderlo, preocuparme por él, apoyarlo, e incluso aprender de él).
  5. El diálogo, como la mejor manera de resolver los problemas que supone la convivencia plural. La violencia trae resentimiento, odio y deseos de venganza, mientras que el diálogo permite buscar una solución pacífica que satisfaga a las partes y crear unas normas básicas de convivencia.

seguir leyendo...

La balsa de la medusa

escrito el 22 de diciembre de 2009 por en General
balsa_medusa400

La balsa de la Medusa, de Géricault

Como consecuencia de un naufragio, sobreviven en una balsa las siguientes personas:
  • Un niño de 10 años.
  • Una joven actriz y cantante famosa muy querida.
  • Un carpintero padre de cuatro hijos.
  • Un científico judío a punto de descubrir la cura del cáncer.
  • Una mujer embarazada.
  • Un médico que iba a hacer una operación a vida o muerte.
  • Un misionero negro que lleva una red humanitaria en África.

La balsa está a punto de hundirse. Sólo si se lanza a dos personas por la borda los demás tendrán la oportunidad de sobrevivir.

Ejercicio para los alumnos de “Ética” de 4º ESO

Recuerda que éste es un ejemplo de dilema moral. Sabes que no hay ninguna solución del todo buena, por lo que debes dar un argumento lo más sólido posible para justificar a qué dos personas arrojarías por la borda. Piénsalo bien: no vale decir que la mujer embarazada cuenta como dos, y tampoco que no arrojarías a ninguno y probar suerte de manera que todos tengan el mismo destino. ¿A quiénes salvarías tú?


seguir leyendo...

Valores: Texto de Mª Rosa BUXARRAIS

escrito el 11 de diciembre de 2009 por en General
gente calle

En marzo de 2008, dentro de las Jornadas para la Mejora de la Convivencia celebradas en Madrid y organizadas por el Ministerio de Educación, Mª Rosa Buxarrais presentó su conferencia “Educación en valores y aprendizaje ético en contextos educativos”. Me pareció muy clarificador la división que hizo de los valores en tres tipos (A, B y C). En su libro “La formación del profesorado en educación en valores“, editado por Desclée de Brouwer, en 1997, aparece explicada esta clasificación.

VALORES

Texto de Mª Rosa BUXARRAIS

Parece conveniente que ante los conflictos de valor se establezca una diferenciación entre aquellos valores que son compartidos y aquellos que, no siéndolos, son contradictorios o no con los compartidos. (…) Partimos de la existencia, según Trilla, de tres tipos de valores: A, B y C.

A – Valores compartidos

B – Valores no compartidos o contravalores (contradictorios con A)

C – Valores no compartidos (no contradictorios con A)

Los valores A, compartidos, comprenden todos aquellos valores que, en el contexto social que se considere (sociedad, nación, comunidad…) se aceptan de forma generalizada como deseables. En sociedades democráticas serían valores compartidos: la libertad, la justicia, la solidaridad, la tolerancia, la responsabilidad, la verdad, la felicidad, etc. La Declaración Universal de los Derechos Humanos y los grandes principios de las Constituciones de los Estados Democráticos podrían ser ejemplos de fuentes posibles para definir el contenido de estos valores compartidos.

Los valores B, no compartidos y contradictorios con A, serían aquellos valores que no sólo no son aceptables por la mayoría, sino que además son percibidos en la mayor parte del contexto social como contrarios a los anteriores. Se trata, pues, de los contravalores. Serían contravalores: la xenofobia, el racismo, la violencia, la intolerancia, la injusticia, etc.

Los valores C, tampoco son compartidos por la mayoría e incluso no se perciben como contradictorios con A. Se trata de valores poco compartidos y que legitiman a grupos o personas que los pueden tener como propios. Serían valores relacionados con creencias religiosas, opciones políticas, corrientes ideológicas, estéticas, etc.

(…)

La familia tiene el derecho de formar en valores no compartidos, valores C evidentemente.

De todas formas, ante la diversidad de tipos y situaciones familiares que existen hoy en día nos atrevemos a proponer algunas ideas y criterios válidos para la educación en valores:

(…)

Hay tres valores que forman parte de las señas de identidad de nuestro tiempo y que, por lo mismo, pertenecen a todos los tipos de agrupación familiar: la libertad individual, la búsqueda de satisfacciones individuales y la igualdad de los cónyuges.

Mª Rosa Buxarrais (Dra. en Pedagogía y Psicología, Profesora de la Universidad de Barcelona)

También los alumnos de la asignatura de “Educación Ético-Cívica” de 4º ESO consideran este texto muy claro, y entienden mejor otros conceptos relacionados: ética cívica, valores cívicos, mínimos de justicia y máximos de felicidad.


seguir leyendo...

Un nuevo proyecto, un nuevo camino

escrito el 6 de diciembre de 2009 por en General

La conducta de los animales ha variado muy poco a lo largo de su Historia. Los seres humanos, por el contrario, casi siempre nos encontramos variando. Nada en nosotros es permanente, ni individual ni socialmente.
Las abejas ya encontraron su perfecto sistema social. Nosotros no.
Ésta es la grandeza humana: a ningún ser humano se le ha trazado el camino; cada cual tenemos que inventar el proyecto de lo que queremos ser. Don Antonio Machado nos enseña que el ser humano siempre se encuentra haciendo camino, es decir, siempre está realizando proyectos, o lo que es lo mismo, siempre es proyecto.

Caminante son tus huellasMachado36
el camino y nada más;
caminante, no hay camino
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante, no hay camino
sino estelas en la mar …

“Ciudadanos y futuro” es un nuevo proyecto, un camino que nace hoy, y no sé dónde nos llevará. Pero déjame que te pida que lo recorramos juntos.

 


seguir leyendo...

Aprender a Pensar